Jon Paulien y Las Leyes Dominicales. Teología anti-biblica

by | 4 Dec, 2021 | 0 comments

Jon Paulien y Las Leyes Dominicales. Teología anti-biblica

by | 4 Dec, 2021 | 0 comments

Recientemente vi una serie de tres conferencias de Jonathan K. Paulien, un teólogo Adventista de la Universidad de Loma Linda, sobre el tema de las leyes Dominicales del tiempo del fin.  Estas conferencias fueron organizadas y promovidas por la Conferencia Central de California y su administración, y son presentadas por su presidente, Ramiro Cano.

Observé que los administradores de la conferencia insistieron repetidamente en que no querían discutir sobre estos puntos, sino solo tener una discusión académica amistosa.  En ese espíritu, lea esta respuesta no como una polémica, sino como una discusión amistosa entre académicos.

Lo que pretendo mostrar aquí es:

  1. Que los ocho principios de interpretación profética de Jon Paulien no son confiables.
  1. Que la línea de demarcación entre profecía condicional e incondicional está bien definida en las Escrituras y no cae si Paulien la asigna.
  1. Que Apocalipsis 13 es ciertamente una profecía incondicional y se cumplirá.
  1. Que, contrariamente a Paulien, las visiones de Elena de White con respecto a la legislación dominical no cambiaron sustancialmente con el tiempo, aunque sí se volvieron más detalladas.
  1. Que Paulien está cumpliendo una profecía muy significativa acerca de hacer “sin efecto” los “Testimonios”.
  1. Que la idea de Paulien de que los tiempos han cambiado desde la década de 1880 de tal manera que niega algunos de los detalles de los escritos de Elena de White es falaz de manera significativa.
  1. Que las enseñanzas Adventistas sobre el Sello de Dios y la Marca de la Bestia son bíblicamente herméticas y pueden usarse para hacer declaraciones seguras sobre el futuro.

En el espíritu de una discusión amistosa, me abstendré de los repetidos comentarios editoriales sobre lo peligrosos y destructivos que considero que son estos errores.  Pero animo al lector a pensar en valores y repercusiones.  Estos son importantes, incluso en conversaciones amistosas.  Comencemos con profecías condicionales e incondicionales.

Profecías condicionales e incondicionales

En la historia de José explicando el sueño a Faraón, Génesis nos da un principio de interpretación profética.

“Y el suceder el sueño a Faraón dos veces, significa que la cosa es firme de parte de Dios, y que Dios se apresura a hacerla”. 

Génesis 41:32

De esto deducimos que las profecías incondicionales pueden reconocerse por su repetición en los escritos inspirados.  A partir de la repetición de sueños proféticos (gavillas / estrellas; pan / jugo; vacas / maíz), cada uno dado en diversas metáforas, podemos identificar fácilmente a Daniel y Apocalipsis como profecía incondicional.

Para repetir las palabras de José, nada de lo que pudiera hacer el faraón pudo evitar los siete años de hambruna.  Y nada de lo que Nabucodonosor pudiera hacer pudo evitar la llegada de Persia.  La variedad de metáforas en Daniel 2 y 7 muestran que “la cosa está establecida por Dios”.

Una profecía condicional, por el contrario, es una profecía sobre las consecuencias divinas del buen o mal comportamiento.

“En un instante hablaré contra pueblos y contra reinos, para arrancar, y derribar, y destruir. Pero si esos pueblos se convirtieren de su maldad contra la cual hablé, yo me arrepentiré del mal que había pensado hacerles,”. 

Jeremías 18: 7-8. (Ver también 9-10)

La historia de Jonás ofrece un ejemplo.  Después de su experiencia con la ballena, “Y comenzó Jonás a entrar por la ciudad, camino de un día, y predicaba diciendo: De aquí a cuarenta días Nínive será destruida.” (Jonás 3: 4).  Pero el rey ninivita declaró: “sino cúbranse de cilicio hombres y animales, y clamen a Dios fuertemente; y conviértase cada uno de su mal camino, de la rapiña que hay en sus manos. ¿Quién sabe si se volverá y se arrepentirá Dios, y se apartará del ardor de su ira, y no pereceremos?” (Jonás 3: 8–9).  Y vio Dios lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino; y se arrepintió del mal que había dicho que les haría, y no lo hizo. (Jonás 3:10).

Entonces, las promesas de recompensa y castigo son condicionales.  Y en el caso de Judas, aprendemos que algunas profecías incondicionales (por ejemplo, alguien traicionará a Jesús) incluyen un elemento indeterminado o condicional (el traidor será Judas).

Este es un criterio simple que ayuda a identificar y distinguir profecías condicionales e incondicionales.  Y como Apocalipsis 7, 13-18 repasa el mismo terreno de profecía con una variedad de figuras, podemos estar seguros de que, como el resto de Daniel y Apocalipsis, estas son profecías que son incondicionales, “establecidas por Dios”.

Principios sólidos de interpretación profética

En los principios desarrollados por William Miller, encontramos algunas de las reglas de interpretación profética más completas y precisas jamás escritas.  Incluso hoy en día, a menudo encuentro errores de interpretación profética que podrían haberse evitado al prestar atención a los principios de Miller.

Por ejemplo, Miller explicó que los elementos de la profecía deben entenderse literalmente a menos que el sentido común y / o el contexto hagan que una comprensión literal sea irracional.  (Los leopardos no tienen cuatro cabezas, por lo tanto, el leopardo es una metáfora; del mismo modo, las otras bestias escritas en Daniel).

Muchas personas que interpretan Daniel 11 han dicho recientemente que “dado que la profecía comienza literalmente, debe ser consistentemente literal hasta el final”.  Pero hay muchos ejemplos que falsean esa afirmación.  Los sellos, por ejemplo, comienzan metafóricamente y terminan literalmente.  Y las trompetas comienzan de manera similar metafóricamente y terminan literalmente.  Y las plagas comienzan literalmente y se vuelven metafóricas en la sexta plaga.  En resumen, muchas profecías combinan elementos metafóricos y literales.  La regla de Miller funciona según se aplica a estas profecías bíblicas.

Principios de interpretación profética de Paulien

Pero ¿qué pasa con los principios de Paulien?  Como herramientas para el estudiante de la Biblia, ¿le ayudan a comprender el significado de los versículos proféticos?  Repasemos cada uno de ellos brevemente.

  1. Dios es consistente.

Esto es ciertamente cierto, y es útil saber que se puede confiar en Dios y que, como dice Paulien, y como también dice Salomón, la historia se repite.

  1. Dios no es predecible.

Con esto, Paulien quiere decir que Dios da profecías típicas de una manera que puede no cumplirse tal como está escrito y, en consecuencia, no tal como esperamos.

A esto yo diría: “Dios nos dio Daniel y el Apocalipsis para que los entendamos en nuestro tiempo.  Cada elemento que ya se ha cumplido se ha cumplido tal y como se le dio, exacto en muchos detalles.  Por lo tanto, no hay razón para suponer que los elementos futuros se cumplirán de manera menos confiable tal como están escritos”.

Hay una verdad que Paulien expresa bajo este título: los caminos de Dios están más allá de nuestra capacidad de comprensión, “inescrutables”.  Puede que cumpla las profecías escritas de formas inesperadas.  Pero, sin embargo, se cumplirán tal como están escritas.  Nuestra incapacidad para comprender los caminos de Dios no es el resultado (como alega Paulien) de que Dios se resista a ser predecible.  Son más bien el resultado de nuestras debilidades humanas.

  1. Dios es creativo.

Demos esto al profesor: Dios ciertamente sienta nuevos precedentes.  Hace cosas “nuevas”.  Su participación en la repetición de la historia puede variar de vez en cuando en formas creativas, aunque no en principio.

Es aquí en la primera conferencia donde hace una distinción entre el “creyente” y el “erudito”.  Dice que el creyente tiene compromisos que aporta a sus estudios, mientras que el erudito prueba esos compromisos en busca de evidencia para reforzarlos o derribarlos.

Yo, por mi parte, desearía que los eruditos fueran más escépticos en sus pruebas rigurosas de sus propias ideas académicas.  Y desearía que los creyentes fueran más escépticos de los eruditos que les enseñan.  Pero es el escepticismo con respecto a lo que dicen los profetas lo que hace que un hombre sea un tonto, ya sea que profese ser un erudito o no.

  1. Dios se encuentra con las personas donde están.

Nuevamente, tómese un tiempo para leer los principios de interpretación profética de Miller.  Le permitirán acercarse a Daniel y Apocalipsis y comenzar a comprender los símbolos.  Pero los “principios” de Paulien no hacen nada por el estilo.

Lo que entiendo que está diciendo aquí es que Dios da mensajes proféticos de una manera que coincide con la experiencia y comprensión del profeta, evitando frases o elementos que serían extraños para el profeta.

Y yo respondo: “Si bien es cierto que Dios usa el propio vocabulario y las habilidades retóricas de un profeta, ciertamente no es cierto que los profetas escribieron más para su tiempo que para el nuestro.  Pedro dice que a los profetas se les mostró que “no estaban ministrando a sí mismos, sino a nosotros”. Y esto fue lo que aprendieron cuando no pudieron determinar el significado de lo que se les mostró.  1 Pedro 1: 11-12.  Y Daniel estaba desconcertado por los símbolos que se le presentaron (Daniel 8).

Eso nos lleva a otro punto: Paulien alega que Dios le dio una visión de ídolo a Nabucodonosor porque era un idólatra y una visión de animales que Dios creó para Daniel porque era un creyente.  Pero el hecho de que el rey más tarde vio un árbol gigante y que Daniel vio criaturas violentas poco realistas no concuerda con esta teoría.

Hay una mejor explicación de cómo Dios elige la naturaleza de los símbolos en una profecía: el tema de la profecía influye en los símbolos.  Entonces, una visión sobre un mayordomo involucra uvas.  Y una visión sobre un panadero involucra pan.  Y una visión sobre la fiesta y el hambre involucra comida.  Y una visión sobre la autoridad en la familia de José involucra las luces dadas para gobernar el día y la noche.  Se da una visión sobre los imperios humanos en forma de ídolos y bestias voraces.  Y se da una visión sobre el santuario en lenguaje santuario.  Una visión de las iglesias en cuadros con candeleros.  Y se da una visión relacionada con el sello de Dios con sellos en un libro.

Ahora, ese es un principio de interpretación que podría ayudarlo, pero no es del video.

El quinto principio de Paulien es este:

  1. Dios a menudo espiritualiza la historia y la cumple de una manera no literal.

Esto es en gran parte cierto.  Dios usa la historia y la convierte en símbolos de edades posteriores y con una aplicación más amplia.  Así encontramos a Babilonia y los “reyes del oriente” en Apocalipsis.  Y, como observa Paulien, encontramos casi todo el Apocalipsis expresado en metáforas extraídas de la historia del Antiguo Testamento.  Los tipos, por su naturaleza, no son literales.  Y entonces este principio es bíblico ya que se aplica a la espiritualización de la historia.

El asunto de aplicarlo a profecías de modo que se espere que las profecías literales se cumplan de maneras no literales tiene más matices.

Por un lado, la extensa y repetida historia de la cautividad de Israel; y luego un remanente que es recogido de regreso a su tierra natal, es fuertemente espiritualizado por las Escrituras.  Y algunas profecías que predecían futuros cautiverios o regresos literales eran profecías condicionales.  Y un subconjunto de estos (como los de Gog, Magog y los alrededores de Jerusalén) se convirtieron en profecías que nunca se cumplirían literalmente.  Pero algunos elementos de ellos son recogidos como metáforas por Apocalipsis.

Para más información sobre esto, vea mi artículo sobre Apocalipsis 20 en www.bibledoc.org

Donde Paulien encalló su barco teológico es en la aplicación de este principio a la profecía simbólica como se encuentra en Daniel y Apocalipsis.  Pero hablaremos de eso más bajo su séptimo principio.

  1. Dios usa el lenguaje del pasado y presente del profeta.

Este es, francamente, un principio defectuoso.  Es cierto que los mensajes de Dios a los profetas a menudo tienen alusiones a revelaciones proféticas anteriores.  El principio se hunde cuando uno espera que el punto de vista del profeta sea demasiado estrecho.  ¿Isaías, como alega Paulien, dio una profecía con detalles falsos en Isaías 11?  ¿Y Elena de White hizo lo mismo en sus profecías de la Ley Dominical Nacional?

Veamos brevemente Isaías 11, el ejemplo de exhibición de Paulien.

La primera mitad de este capítulo es mesiánica y escatológica.  Describe a Jesús como viniendo de la familia de Isaí y lleno del Espíritu (v.1-2) para que juzgue con justicia (v. 3-4) y eventualmente “matará al impío” con el “soplo de sus labios”. “(v. 4-5).  Luego vendrá la nueva era en la que el lobo se acostará con el cordero y los niños jugarán seguros con serpientes venenosas “porque la tierra estará llena del conocimiento del Señor como las aguas cubren el mar”.  (v. 6-10).

Y como ningún niño tendrá menos de mil años al final del milenio, y como la tierra se llena de tal conocimiento justo antes de la venida de Cristo, algunos han razonado que los versículos 6-10 deben incluir alguna metáfora (como lobos y corderos y las serpientes y los niños figuran ampliamente en las ilustraciones del Nuevo Testamento).

Luego, los versículos 11-16 describen el tiempo de reunión.  Esta metáfora de varias profecías del Antiguo Testamento es la que se recoge en Apocalipsis cuando presenta a Babilonia y los reyes de oriente.  Esta interesante ilustración de Dios reuniendo a sus fieles se presenta con “y yo ese día (cuando el conocimiento de Dios cubra la tierra) habrá una raíz de Isaí que se establecerá como estandarte” para reunir a su pueblo por “segunda vez”.

Espero que pueda ver que sería una mala idea tomar una profecía llena de metáforas más o menos oscuras y razonar que una parte es a la vez literal y errónea.

La verdad es que los profetas eligen su vocabulario, pero Dios elige sus metáforas.

Paulien usa este pasaje como evidencia de que algunas profecías nunca se cumplen como se dan.  Pero muestra más bien que algunas profecías se cumplen metafóricamente.

Verdaderamente pudo haber mostrado otras profecías que no se cumplieron debido a su naturaleza condicional.  Pero esto no sería evidencia a favor de su teoría de que ciertas profecías están redactadas erróneamente con elementos que coinciden con el tiempo del profeta en lugar del tiempo del cumplimiento.

Para decir esto de otra manera, Isaías 11 no proporciona evidencia de que los materiales de Elena de White sobre el Domingo Nacional no se cumplirán literalmente como están escritos.

  1. Los cumplimientos siempre son más claros después del cumplimiento.

Esto es cierto, por supuesto.  Y Paulien hace un buen caso de Juan 14:29 de que las profecías (al menos algunas de ellas) se dan para edificar nuestra fe después de que observamos el cumplimiento.

Pero sería un error tomar este principio como un impedimento para que Dios trate de advertirnos en detalle sobre una próxima crisis o tiempo de prueba.  Considere este punto.

Se puede ver fácilmente en la historia de Jesús que, de hecho, trató a menudo de darles información precisa y detallada sobre la prueba que enfrentarían al morir.  Pero no dieron crédito a la información como capaz de ser comprendida.  “¿Quién puede entender estas cosas?”  era el lenguaje de sus conversaciones privadas.  No quisiéramos ver de manera similar las declaraciones sencillas sobre nuestro futuro como si tuvieran un carácter místico.

  1. Se debe distinguir entre profecías apocalípticas y clásicas.

Con estos, Paulien quiere decir que las profecías clásicas son las menos confiables para predecir detalles futuros.  Él cree que las predicciones clásicas se cumplen de manera diferente a las escritas porque Dios (¿a veces?) Reemplaza los lugares y detalles verdaderos en la predicción con lugares y detalles más familiares (aunque incorrectos).

Y es precisamente su trabajo de hacer de Elena de White un profeta “clásico” lo que lo convierte en el cumplimiento de una de sus profecías más siniestras del tiempo del fin:

“Satanás está … constantemente presionando en lo falso, para apartarnos de la verdad.  El último engaño de Satanás será invalidar el testimonio del Espíritu de Dios. “Sin profecía el pueblo se desenfrena; Mas el que guarda la ley es bienaventurado.” Proverbios 29:18. Satanás trabajará ingeniosamente, de diferentes maneras y a través de diferentes agencias, para desestabilizar la confianza del pueblo remanente de Dios en el testimonio verdadero.”

1SM 48,3 (Inglés)

Lector, usted no quiere ser víctima de planes “ingeniosamente” trazados para alterar su confianza en los testimonios en el mismo momento en que Dios está trabajando para asentarnos intelectual y espiritualmente para que no seamos conmovidos.

Para reforzar su argumento, Paulien alega que las profecías de Elena de White con respecto a la Ley Dominical cambiaron con el tiempo.  Cita varios pasajes para argumentar que, al principio de su carrera profética, ella predijo una Ley Dominical libre de Católicos, realizada únicamente por protestantes.  A medida que pasaba el tiempo, argumenta, sus puntos de vista se modificaron para incluir un resurgimiento Católico y un espiritualismo.  Finalmente, se modificó para hablar de una ley que prohibía el Sábado.

Toda esta noción es falsa.  Una de las declaraciones más claras de Elena de White sobre la participación de los católicos en la persecución final es también una de las más antiguas, escrita antes de que se publicara cualquiera de sus libros:

“.  .  .  Entonces vi a la madre de las rameras, que la madre no eran las hijas, sino separada y distinta de ellas.  Ella ha tenido su día, y ya pasó, y sus hijas, sectas protestantes, fueron las siguientes en subir al escenario y actuar de la misma manera que la madre cuando perseguía a los santos.  Vi que a medida que la madre ha ido perdiendo poder, las hijas han ido creciendo y pronto ejercerán el poder una vez manifestado por la madre.”

“Vi que las iglesias nominales y los Adventistas nominales, como Judas, nos traicionarían ante los Católicos, para obtener su influencia para atacar a los santos.  Los santos serán un pueblo oscuro, pero poco conocido por los Católicos, pero la iglesia y los Adventistas nominales conocerán nuestra fe y costumbres, y traicionarán a los santos y los denunciarán a los Católicos, como aquellos que ignoran la institución del Papa., es decir, guardan el Sábado y hacen caso omiso del Domingo.”

“Entonces los Católicos ordenaron a los protestantes que avanzaran y emitieran un decreto de que todos los que no observaran el primer día de la semana en lugar del séptimo serán asesinados, y los Católicos, cuyo número es grande, respaldarán a los protestantes.  Los Católicos darán su poder a la imagen de la bestia y luego los protestantes trabajarán como lo hizo su madre antes que ellos para destruir a los santos.  Pero antes de que sus decretos produzcan o den fruto, los santos serán librados por la voz de Dios.”

– Ms 15.3-5, 1850

Estas mismas ideas se expresaron 36 años después: “Nuestro pueblo ha sido considerado demasiado insignificante para ser digno de atención, pero vendrá un cambio… El mundo cristiano ahora está haciendo movimientos que necesariamente traerán al pueblo de Dios que guarda los mandamientos para notar … Los poderes para hacer leyes estarán en contra del pueblo que guarda los mandamientos de Dios.  Toda alma será probada. ”- Carta 65.6, 1886

La hermana White parecía tener en mente la primera de estas dos revelaciones cuando escribió en 1882 sobre las leyes dominicales.  Note que ella no escribió sobre las leyes dominicales como un nuevo entendimiento de los Adventistas, sino como la verdad que ya habíamos estado enseñando durante décadas.  Y observe también lo que dice esta declaración sobre el cumplimiento futuro de los detalles, es decir, que ningún elemento de las predicciones fallará.

“Muchos sonrieron y no quisieron creer cuando les dijimos, hace veinte y treinta años, que se instaría al Domingo a todo el mundo y que se promulgaría una ley para imponer su observancia y forzar la conciencia.  Vemos que se está cumpliendo.  Todo lo que Dios ha dicho sobre el futuro seguramente se cumplirá; nada faltará de todo lo que ha dicho.  El protestantismo ahora está extendiendo las manos a través del golfo para estrechar la mano del papado, y se está formando una confederación para pisotear y perder de vista el Sábado del cuarto mandamiento; y el hombre de pecado, quien, instigado por Satanás, instituyó el Sábado ilegítimo, este hijo del papado, será exaltado para tomar el lugar de Dios.”

Sra. 27.4, 1882

Y esta reveladora declaración, que explica los desastres naturales de una manera que no es políticamente correcta, fue escrita el mismo año.  Y presenta la agitación de la ley dominical nacional que estaba sucediendo en 1882 como lo que Elena de White había visto en 1846, el comienzo mismo de su papel profético.

“Ya los juicios de Dios están en la tierra, como se ve en tormentas, en inundaciones, en tempestades, en terremotos, en peligros por tierra y por mar.  El gran YO SOY les está hablando a aquellos que invalidan Su ley.  Cuando la ira de Dios se derrame sobre la tierra, ¿quién podrá mantenerse en pie?  Ahora es el momento de que el pueblo de Dios se muestre fiel a los principios.  Cuando la religión de Cristo es más despreciada, cuando su ley es más despreciada, entonces nuestro celo debe ser el más cálido y nuestro valor y firmeza los más inquebrantables.  Defender la verdad y la justicia cuando la mayoría nos abandona, pelear las batallas del Señor cuando los campeones son pocos, esta será nuestra prueba.  En este momento debemos reunir el calor de la frialdad de los demás, el coraje de su cobardía y la lealtad de su traición.  La nación estará del lado del gran líder rebelde.”

“Seguro que vendrá la prueba.  Hace treinta y seis años se me mostró que lo que está sucediendo ahora sucedería, que la observancia de una institución del papado se impondría al pueblo mediante una ley dominical, mientras que el día de descanso santificado de Jehová sería pisoteado.”

5T 136.2-137.1, escrito en 1882 (Treinta y seis años antes sería 1846).

(Nota: La mayor parte de los escritos de Elena de White se escribieron en los últimos cuarenta años de su vida. De los 24 volúmenes encuadernados de cartas y manuscritos, los primeros 32 años de sus escritos se encuentran solo en los dos primeros volúmenes. Los siguientes 32 años toman veintiún volúmenes. En consecuencia, es probable que uno encuentre diez veces más material sobre cualquier tema desde 1875 en adelante que desde 1874 hacia atrás. Esta preponderancia de escritos posteriores no debe interpretarse como un cambio de fondo. Se puede explicar mejor como un aumento en el detalle).

El libro Great Controversy, como se publicó en 1888 y luego se expandió en 1911, brinda una imagen más detallada, pero no contrarresta las declaraciones anteriores de ninguna manera.  Para obtener más detalles, consulte GC 578-581. 

Y observe este aspecto, que las enseñanzas del Gran Conflicto no se presentan como algo nuevo:

“Desde mediados del siglo XIX, los estudiosos de la profecía en los Estados Unidos han presentado este testimonio al mundo.  En los acontecimientos que están teniendo lugar ahora se observa un rápido avance hacia el cumplimiento de la predicción.”

– GC 579.1

Quizás el elemento agregado por estas páginas es que la Iglesia Católica Romana está detrás de los sigilosos movimientos secretos para la exaltación dominical.  Si bien las iglesias protestantes despistadas son cómplices, no lo son inteligentemente:

“La palabra de Dios ha advertido del peligro inminente; que no se haga caso de esto, y el mundo protestante aprenderá cuáles son realmente los propósitos de Roma, sólo cuando sea demasiado tarde para escapar de la trampa.  Ella está creciendo silenciosamente hacia el poder.  Sus doctrinas están ejerciendo su influencia en las salas legislativas, en las iglesias y en el corazón de los hombres.” 

– GC 581.2

Y el libro agrega que los juicios de Dios ya mencionados serían el pretexto para serias persecuciones, reforzadas por el poder milagroso de los demonios.  (El último elemento, por supuesto, también se predice directamente en Apocalipsis 13).  Y el libro agrega que será la fuerza pública presionando a los funcionarios corruptos (un movimiento de base) lo que finalmente impulsará las leyes dominicales.

“Se declarará que los hombres están ofendiendo a Dios al violar el Sábado del Domingo; que este pecado ha traído calamidades que no cesarán hasta que se haga cumplir estrictamente la observancia del Domingo; …”

– GC 590.1

La corrupción política está destruyendo el amor por la justicia y el respeto por la verdad; e incluso en los Estados Unidos libres, los gobernantes y legisladores, para asegurarse el favor del público, cederán a la demanda popular de una ley que imponga la observancia del Domingo.  La libertad de conciencia, que ha costado un sacrificio tan grande, ya no será respetada.  – GC 592

Declaraciones posteriores

Luego, dos décadas después de que el entusiasmo por la ley dominical en el congreso se había calmado en su mayor parte, Elena de White seguía instando a la venta del Conflicto de los Siglos para advertir al mundo de lo que se avecinaba.  CM 123.

Otra declaración escrita aproximadamente al mismo tiempo ofrece aún más información, a saber, que el espiritismo y el catolicismo presionarán a los EE. UU. Para revertir la influencia de la Constitución de los Estados Unidos.  Al igual que en la CG, esto sucederá justo antes del gran milagro, milagros engañosos.  (Y eso dará paso al “Tiempo de angustia de Jacob”).

“Cuando el protestantismo estire su mano a través del abismo para tomar la mano del poder romano, cuando se acerque al abismo para estrechar la mano con el espiritismo, cuando, bajo la influencia de esta triple unión, nuestro país repudie todos los principios de su Constitución.  Como gobierno protestante y republicano, y tomará medidas para la propagación de las falsedades y engaños papales, entonces sabremos que ha llegado el momento de la obra maravillosa de Satanás y que el fin está cerca …  luego sumérgete en esas escenas de aflicción y angustia que los profetas han descrito como el tiempo de angustia de Jacob.”

– 5T 451

Paulien habla de las declaraciones “ahora …”.  A partir del uso que hace Ellen de “ahora”, infiere que esos escritos eran urgentes, por lo que sus detalles estaban desactualizados.  Pero extraña cómo el “ahora” en 1882 fue solo un cumplimiento de lo que ya se había esperado durante “muchos años”.

“Llevamos muchos años esperando que se promulgue una ley dominical en nuestra tierra; y, ahora que el movimiento está sobre nosotros, preguntamos: ¿Cumplirá nuestra gente con su deber en el asunto?  ¿No podemos ayudar a levantar el estándar y llamar al frente a aquellos que tienen en cuenta sus derechos y privilegios religiosos?  … ¿Deshonraremos entonces a Dios guardándonos silencio mientras sus santos mandamientos son pisoteados?” 

– 5T 716,4

En 1903 se le había mostrado otro aspecto del espiritismo, a saber, que las “deidades paganas” exhibirían su asombroso poder en las principales ciudades.  ¡Será toda una experiencia!  Y, sin embargo, de ninguna manera contrarresta los sesenta años de revelaciones sobre la Ley Dominical que ya se habían dado.  (Aparentemente, ya en 1903 se había producido una demostración de esas deidades paganas).

“A medida que nos acerquemos al fin del tiempo, habrá un desfile externo cada vez mayor del poder pagano; las deidades paganas manifestarán su poder de señal y se exhibirán ante las ciudades del mundo; y esta delimitación ya ha comenzado a cumplirse.”

– TM 117,5

Pero las deidades paganas son, por supuesto, solo ángeles caídos.  Y entonces esto no es tan diferente de lo que se reveló una década antes en 1893.

“Declararon que tenían la verdad, que había milagros entre ellos, que ángeles del cielo hablaban con ellos y caminaban con ellos, que gran poder, y señales y prodigios se realizaban entre ellos, y este era el Milenio Temporal, que había sido esperado tanto tiempo.”

– Maranatha, 209

El Gran Conflicto incluyó la percepción de que los demonios discutirán las Escrituras con nosotros y con otros.  Así que incluso los no eruditos deberían probar sus suposiciones cuidadosamente.  Afortunadamente, algunos ángeles buenos también tendrán forma humana.

“Satanás puede citar las Escrituras ahora como en los días de Cristo, y pervertirá sus enseñanzas para sostener sus engaños.  Aquellos que estén de pie en este tiempo de peligro deben comprender por sí mismos el testimonio de las Escrituras.  Muchos se enfrentarán a los espíritus de demonios que personificarán a parientes o amigos amados y declararán las herejías más peligrosas.”

– GC 559, 560.

“Agencias satánicas en forma humana tomarán parte en este último gran conflicto para oponerse a la edificación del reino de Dios.  Y ángeles celestiales disfrazados de humanos estarán en el campo de acción.  Las dos partes opuestas continuarán existiendo hasta el cierre del último gran capítulo en la historia de este mundo.”

– The Review and Herald, 5 de agosto de

Brevemente, la Biblia sobre la ley dominical

En Apocalipsis 13, encontramos a los Estados Unidos presentado como una bestia semejante a un cordero. [1] Y en poco tiempo esta nación “ejerce toda la autoridad de la primera bestia”, usando su influencia para llevar al mundo a “adorar” al papado Católico Romano revivido.  Apocalipsis 13: 11-12.

Los milagros forman aquí el principal agente de engaño, como en los testimonios anteriores.  Apocalipsis 13: 13-14 A.

Esos milagros llevan a que Estados Unidos forme un paralelo con el papado, una “imagen de la bestia”.  La autoridad otorgada por Dios a Estados Unidos se usa perversamente para hacer cumplir las reglas religiosas de esta imagen.  La aplicación culmina con un decreto de muerte contra aquellos que no adorarán según los dictados de Roma.  Pero los primeros pasos implican un boicot severo de aquellos que no “recibirán una marca en la mano derecha o en la frente”.  Apocalipsis 13: 14b-17.

Estos hechos, todos recopilados directamente de Apocalipsis 13, armonizan precisamente con los testimonios anteriores.

Pero preguntamos, “¿Qué es la Marca de la Bestia”?  Y esto es lo mismo que preguntar: “¿Qué tipo de ley se hará para hacer cumplir la Marca de la Bestia?”

Y a esa pregunta podemos proporcionar estas observaciones de los Mensajes de los Tres Ángeles.

  1. Aquellos que reciben la marca de la bestia no guardan los mandamientos de Dios.  (14:12)
  2. Aquellos que reciben la marca son castigados “sin descanso” (14:11)
  3. Los que adoran a la bestia no son los que adoran a Dios como Creador (14: 6-7,9-11)

Para decir estas cosas de manera más simple, los que reciben la Marca de la Bestia son los que no guardan los mandamientos, y especialmente el cuarto.

Ahora recuerde que en el capítulo 13, el tema eran las leyes de adoración, y el Sábado es un mandamiento de adoración.

Pero hay más.  La metáfora de una marca en la frente o en la mano proviene de Deuteronomio 6: 5-8.  Allí encontramos que los Diez Mandamientos deben estar en nuestro corazón y en el corazón de nuestros hijos, y esto se ilustra con la metáfora de alguna marca en nuestra frente o mano.

Y Dios dice (Isaías 8:16), “Ata el testimonio; sellar la ley sobre mis discípulos “.  Aquí encontramos que el pueblo fiel de Dios es apartado por la ley de Dios, y al inventar (“vendar”) una aparente violación en ella.  Esta es la promesa del Nuevo Pacto de que Dios pondrá sus Diez Mandamientos en nuestro carácter.  Hebreos 8:10.

Las metáforas de la imagen en Apocalipsis 13 se extraen de Daniel 3, en el que se hizo una ley que ordenaba quebrantar el segundo mandamiento; esa historia es similar a Daniel 6, en el que se promulgó una ley que requería que las personas que oraran rompieran el Primer Mandamiento.

El Sábado se ha convertido en la señal de la obra de Dios de escribir la ley en la mente.  Eso es lo que significa que es una “señal” de la obra de santificación de Dios “.  Ezequiel 20:12. Esta señal se estableció hace mucho tiempo para mostrar quiénes son los fieles de Dios.  Éxodo 31: 16-17.

Cuando encontramos el “Sello de Dios” en Apocalipsis 7, sabemos que esta metáfora de la ley de Dios en el corazón está estrechamente relacionada con el Sábado.  Y cuando encontramos en Daniel 7:25 que la ICR intenta cambiar “tiempos y leyes”, podemos unir las cosas:

La señal de Dios de la observancia de la ley es la observancia del Sábado, por lo que no nos sorprende que la Iglesia Católica Romana reclame el Domingo como una marca de su autoridad.  Por lo tanto, llegamos a la conclusión de que las leyes de adoración de Apocalipsis 13 serán leyes que niegan el Sábado que conmemora la creación de Dios y sustituyen el Domingo por la falsificación de la bestia.

Resumen

Jon Paulien ha presentado una serie de principios de interpretación profética que usa para argumentar que no se puede esperar que las predicciones de la Ley dominical de Elena de White se cumplan, al menos no literalmente, como están escritas.  Pero la evidencia apunta en el otro sentido.  Son sus principios los que no funcionarán.

En mi opinión, nunca ha habido un momento en el que los escritos de Elena de White sobre el Domingo parecieran más relevantes e inspirados.

Sería prudente aprender lo que se ha revelado, en lugar de consolarnos en vano de que las profecías que escuchamos al crecer nunca se cumplirán.

Y sería más prudente buscar la verdad por nosotros mismos en lugar de absorberla de personas eruditas.  “¿Dónde está el sabio?  ¿Dónde está el escriba?  ¿No ha enloquecido Dios la sabiduría de los sabios?

[1] Para obtener más evidencia bíblica sobre estos puntos, consulte www.bibledoc.org bajo Apocalipsis 13 y 14.

_______________________

Nos interesa tu opinión, deja tu comentario aquí

_______________________

Escrito por: Eugene Prewitt

Fuente: Fulcrum7

Traducido por: Karina Pritchett

¿Te gusto este articulo?

Suscríbete para más contenido.

unete a nuestros grupos de difusion